El Municipio clausuró en las últimas horas la obra de avenida Rocca entre Güemes y Becerra, donde en 2016 hubo un derrumbe que se cobró tres víctimas.

Se pudo comprobar que trabajadores arrojaban cemento en la alcantarilla de la renovada calzada.

Esta obra había permanecido clausurada por mucho tiempo, mientras se llevaba adelante la investigación por el derrumbe ocurrido en noviembre de 2016, donde perdiero?n la vida tres obreros, cuando se realizaban tareas de hormigonado.

FUENTE: El Campanense Diario