La Cámara Argentina de Fabricantes de Fuegos Artificiales recordó que desde hace varios años alienta al público a consumir productos de bajo efecto sonoro y “la mayoría de los argentinos ya opta por ellos”.

Tras publicarse la prohibición a la compra de piroctenia de estruendo por parte del sector público nacional, la Cámara Argentina de Fabricantes de Fuegos Artificiales aclaró este sábado que “la mayor cantidad de productos que se utilizan en el país son lumínicos y de bajo impacto sonoro”.

La CAEFA sostuvo, mediante un comunicado, que la medida no alcanza ni implica ningún otro tipo de prohibición, ni modifica la Ley vigente”.

También señaló que la prohibición, que por el momento no contempla provincias y municipios a pesar de que son invitados a acompañarla, “no alcanza actos de campaña, privados, fiestas ni cualquier otro tipo de evento y no limita la comercialización existente, habilitaciones, permisos, categorías, en ningún aspecto en todo el país, y no afecta la venta y uso de productos de venta libre de ninguna categoría”.

CAEFA recordó que desde hace varios años alienta al público a consumir productos de bajo efecto sonoro y “la mayoría de los argentinos ya opta por ellos”.

“Existe una amplia gama con estas características, cada vez más bellos”, añadió.

Por otro lado, la entidad lamentó no haber sido convocada a la confección de la norma, aunque se mostró dispuesta a brindar colaboración.

“Estamos dispuestos y con deseos de sentarnos en una mesa y trabajar juntos para mejorar un sector que da sustento a 60.000 familias que reciben ingresos de esta actividad”, expresaron los fabricantes.