La presidenta de la Cámara de Senadores, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de Diputados, Sergio Massa, ordenaron el congelamiento de los salarios y dietas de los legisladores nacionales en el marco del ajuste del gasto político que promovió el Gobierno nacional.

“Suspender por 180 días los incrementos de cualquier carácter sobre la remuneración mensual de senadores y diputados nacionales” sostienen las resoluciones emitidas por los titulares de ambas cámaras.

Según los considerandos de sendos proyectos, la decisión se enmarca en la “emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitariay social” declarada por el Congreso de la Nación la semana pasada.

“Resulta necesario que los representantes del pueblo compartan con el esfuerzo que efectúa la sociedad en su conjunto”, rezan las resoluciones. Además, indican que “resulta imperioso efectuar una revisión y análisis de los gastos que se efectúan” en ambas Cámaras.

El plazo de extensión del congelamiento de la dieta de los legisladores nacionales coincidirá con el tiempo en que la fórmula de movilidad jubilatoria permanecerá suspendida, a la espera de un nuevo régimen de aumentos en el sistema previsional, en medio de los reclamos opositores por un ajuste en el “gasto de la política”.