El proyecto de ordenanza, impulsado por la concejal de Juntos por el Cambio, Romina Buzzini, fue aprobado en la sesión de prórroga del pasado jueves. La iniciativa busca proteger el medio ambiente.

En la sesión de prórroga del pasado jueves, el Honorable Concejo Deliberante aprobó un proyecto de ordenanza impulsado por el bloque Juntos por el Cambio para que la ciudad adhiera a la Ley Provincial Nº 13.868 que prohíbe el uso de bolsas de polietileno.

La misma incluye también la restricción de bolsas de material plástico convencional, utilizadas y entregadas en supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general para transportar mercadería.

Como parte de esta medida, los materiales anteriormente mencionados, deberán ser progresivamente reemplazados por contenedores de material degradable que resulten compatibles con la minimización de impacto material.

Según informó la concejal oficialista, Romina Buzzini, quien confeccionó el proyecto, el objetivo es generar una política pública que permita proteger al medio ambiente, como también a las generaciones venideras.

“La temática del plástico es considerada una problemática global y muy compleja de abordar, por lo que se debe disminuir su producción y consumo, promover su reemplazo por materiales biodegradables y manejar adecuadamente sus residuos, optando por la reutilización y reciclaje”, enfatizó la edil al respecto.

Además, aseguró que “es necesario que los vecinos tomemos conciencia respecto de esta problemática y realicemos un consumo responsable y estimulemos el cambio de hábitos tanto en comerciantes como clientes; y esta iniciativa va en esa línea”.

Y sumó: “Es fundamental que erradiquemos el uso indiscriminado de elementos plásticos de un solo uso, que evitemos el derroche de recursos en la producción de productos efímeros que no agregan valor y que podemos prescindir de ellos sin problemas”.