Por Zuni Rodríguez. Hace varios meses que practica el deporte de los puños y le alcanzó para demostrar sus cualidades deportivas en el gimnasio de “El Principito” Witt en el Barrio de La Josefa.

Tal es así, que sus compañeros la
bautizaron con el apodo de “Pequeños puños de Acero”,  no sólo por el coraje que demuestra en cada
guanteo sino también por el poderío de sus golpes a pesar de su talla chica.

Danielita cuenta: “Me siento feliz de pertenecer a este grupo
de boxeadores, porque mi entrenador (Enrique Witt) no sólo me enseña a pelear
sino también a ser una luchadora y quisiera que se sienta orgullosa de mi”.

Siendo la mayor de 4 hermanos, llegó
al boxeo para culminar con un sueño familiar y para conquistar también el
proyecto propio de convertirse en boxeadora profesional.

“Me inspiró
la historia de mi abuelo que en su infancia boxeaba pero no pudo seguir la
carrera, me gustó la idea de hacer lo mismo y hoy amo lo que hago y quiero dar
todo de mi”.

Nace una nueva historia de superación entre
vendas, guantes y bolsas de boxeo, se llama Danielita “la pequeña puños de
acero” Sánchez.