Una vecina de Zárate fue víctima de un robo durante este jueves. Delincuentes le sustrajeron la moto de la puerta de su casa y le solicitaban $2000 para devolvérsela.

La transacción se iba a concretar esta tarde en Carriego y Estrada. La mujer se acercó hasta el lugar y dialogó con varias personas para poder dar con su vehículo. La Policía Local, a su vez, se enteró de la situación y montó vigilancia para interceder y recuperla. Fue así que luego de una hora la moto apareció por Juan B. Justo y Belisario Roldán cuando era traída para completar el “negocio”.

De inmediato los efectivos dieron la voz de alto a seis personas, cuatro menores y dos mayores (un hombre y una mujer). Reducidos se constató que el vehículo había sido dañado en su parte eléctrica; la mujer de todos modos la reconoció como de su propiedad.