Por Jorge Collado… Me tomé estos días para pensar, para absorber otro golpe cívico – militar en nuestra Patria Grande, otro golpe orquestado desde el norte, otro golpe pensado por la CIA, por el gobierno Norteamericano y apoyado por los cipayos de la zona. Voltearon esta vez a Evo Morales, presidente de la República Plurinacional Boliviana.

Evo Morales, quien redujo la pobreza, alfabetizó, recuperó los recurso naturales. Evo Morales, el primer presidente boliviano que se parece a su pueblo, quien generó el mayor bienestar de la historia del pueblo oprimido del altiplano, quien generó el mayor PBI de Bolivia y quien mejor lo repartió.

Pero les molestaba a los poderosos, les molesta porque mientras el pueblo manejo su destino, las riquezas del territorio boliviano, otro hora, saqueado por la corona hispánica, ahora tiene esa riqueza en hidrocarburos deseada por los norteamericanos, ahora tiene la mayor reserva de litio y ese es el futuro energético de la humanidad y el gobierno de Evo Morales no estaba dispuesto a exportarlo directamente, si no que había hecho un convenio con China para fabricar las baterías de litio en tierra boliviana y de esa forma exportar mano de obra.

Pero a los poderosos del mundo eso le molesta, a los estrategas del futuro norteamericano eso los inquieta, porque le temen tanto a la pobreza que tienen que pensar en el saqueo como siempre lo han hecho y desean siempre ir a su patio trasero a buscar las riquezas y no perdonan, si tienen que matar matan, si tienen que sobornar sobornan.

El sitio norteamericano de inteligencia Behind Back Doors el día 8 de octubre de 2019, en esa página se contaba paso por paso lo que iba a ocurrir, se decía que Evo Morales, ganaría en primera vuelta y que la media luna boliviana se alzaría de la mano de Camacho y Mesa, que los gobiernos de Bolsonaro, Macri, Piñera, Duque Márquez y Lenin Moreno, saldrían a respaldar un informe viciado de nulidad de la OEA.

Así se perpetro el 189 golpe de estado de la historia de Bolivia. 189 veces desde 1825 las fuerzas armadas han tomado el poder o han generado como en este caso las condiciones para que el golpe de estado se instale, mostrando que tener el uniforme militar en Bolivia es contener en el interior a un cipayo histórico. No olvido la noche de La Higuera, fue un cipayo militar boliviano, quien asesinó a sangre fría al Comandante de hombres libres Ernesto Guevara.

Derrocar el gobierno democrático de Evo es matar nuevamente al Che. Behind Back Doors es un portal de información de la CIA, lo publicado el 8 de octubre ha sido borrado, luego de haber sido cumplido con lujos de detalles. Así lo denunció el periodista Tomás Ariel Méndez, conductor del programa ADN de la señal C5N, anoche en Buenos Aires.

La CIA tiene para América Latina tres ONG que financia y son las encargadas de hacer los lobis y corromper a los políticos cipayos, ellas son la NED, USAID y AID. Recordemos que hace menos de un año Evo Morales expulsó del territorio boliviano a USAID por atentar contra los intereses nacionales.

Algo más, mas allá de los malos que siempre estarán, buscando la expoliación de nuestra América rica en minerales, dueña de una naturaleza que le ha dado todo y donde todo abunda, envidiada por los pueblos desposeídos del norte, a quienes acogeríamos en nuestro seno, como ya lo hemos hecho aceptando hambreados por sus propias guerras y transformandolos en muchos de los nuestros.

Dándole siempre la posibilidad de ser con nosotros, de participar en nuestra democracia, con nuestra forma de vida. Ellos los malos se quieren llevar con ellos hoy el petróleo y el litio y mañana vendrán por el agua. Decía más allá de esa expoliación, tenemos el deber de mirarnos, de analizar nuestros errores, de ver en que nos equivocamos. Y a las claras está que en 13 años del mejor gobierno de la historia de Bolivia, no se generó sucesión, no se formaron cuadros que pudieran ser la continuidad de Evo. Como bien dice nuestro Reino Hiétala “Creo que tenemos que aprender de nuestros errores y de nuestros fracasos.

Los Comuneros de París ya habían comprendido que el poder esclaviza y ciega. Morales hizo mucho pero no comprendió que el mismo se transformaría en freno, no a la revolución porque no fue esa su intención, sino al desarrollo de un proceso democrático parlamentario, socialdemócrata. Si un proceso no es capaz de ir generando nuevos dirigentes está condenado a debilitarse y desaparecer.

Por supuesto que tomar el poder democráticamente, por las urnas, es un camino perfectamente legítimo y, la historia lo demuestra, posible. Pero tomar el aparato del estado no es suficiente y hay que acudir a las masas, organizarlas y darles protagonismo. El proceso boliviano recién comienza, este contragolpe puede ser superado.

Por eso sostengo que si bien es difícil hablar de los errores de Evo desde un cómodo sillón, a 5000 km. de los gases, de los palos, de las torturas, de las violaciones, de las balas y de los muertos que aún desconocemos; si es cierto que no tuvo la inteligencia inmanente de generar nuevos dirigentes, nuevos líderes y él mismo se transformó en el freno, de la misma manera paso con el Kirchnerismo en Argentina, luego de haber abandonado la transversalidad y regresado al verticalismo histórico del peronismo. Como bien dice Reino “si un proceso no es capaz de ir generando nuevos dirigentes está condenado a debilitarse”. “Tomar el aparato del estado no es suficiente y hay que acudir a las bases, organizarlas y darles protagonismo”

En definitiva nada ha cambiado en los últimos cinco siglos en nuestra patria. Están los saqueadores y los saqueados, los saqueadores están asegurados y vendrán siempre por nosotros con una biblia en la mano y en nombre del bien, el problema es que los saqueados, si bien ya dejamos de comprar espejitos de colores, tenemos la responsabilidad de abandonar la trascendencia egoísta, narcisista y suicida de nuestros líderes para ser pueblos libres de cualquier amo. En los 70 se solía decir: Con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes. Como reza la canción de León Giecco Cinco siglos igual.