Devaluación, altas tasas de interés y la incertidumbre política y económica fueron, y son, los principales enemigos de la actividad inmobiliaria. Por ello el sector cerrará uno de los peores años de su historia con un mercado sin operaciones en la compra y venta y con una incertidumbre generalizada respecto a cuánto se les debe […]