El diputado provincial de Juntos por el Cambio, el zarateño Matias Ranzini, explicó al ser consultado por este medio, que tras largas reuniones de negociación, el impacto de la suba impositiva planteada por el actual Gobernador Axel Kicillof, golpearía muy fuerte a los vecinos de nuestra localidad.

¿Nos puede decir para los zarateños cómo afectaría ese 75% de aumento?

-Kicillof miente cuando dice que el aumento solo llega a 200 campos. El aumento le pega a toda la clase media, voy a acompañar acá para los lectores con el artículo del proyecto donde dice que habrá un aumento del 75% para el impuesto sobre la propiedad URBANA que esté valuada en más de 680 mil pesos. Estamos hablando de zarateños que se verían afectados.

-Ustedes cuando fueron gobierno aumentaron el inmobiliario también

-Sí, lo hicimos con un tope del 38% y de forma explicita en la Ley tal cual lo entendió Vidal y pidió en su momento uniformidad hacia el aumento en los municipios. No están mal los aumentos, y así lo entendimos en Zárate con nuestro bloque poniendo algunos topes o cláusulas para que se adecue la recaudación municipal para el 2020, pero también poniéndole un límite a un posible cálculo que sea injusto en algunos casos. La misma vocación de diálogo que tuvimos desde el oficialismo y oposición en Zárate, esperemos se pueda replicar en los próximos días a nivel provincial con una letra justa para los contribuyentes.

– ¿Ha tenido contacto con los otros legisladores zarateños?

– Sí, de hecho hemos evaluado otros artículos en conjunto de la Ley Impositiva en referencia a la ciudad y eso también demuestra el espíritu de diálogo, tanto con Patricia Moyano y Micaela Morán con quienes no sólo trabajamos para el plan de obras que se aprobó para la infraestructura municipal sino que tiramos para el mismo lado cuando hay alguna posibilidad para Zárate más allá de nuestras enormes diferencias. En una Legislatura Provincial tan polarizada es necesario el diálogo para poder llegar a consensos, creo que no fue la mejor manera del Gobernador Kiciloff de llevar este caso y confío en que los legisladores de su espacio y del mío puedan tener la superación a tal contradicción y que la Provincia tenga su ley impositiva para el 2020.

– ¿Qué otras críticas tienen sobre el proyecto?

– La central es la del aumento al inmobiliario, pero después está el aumento del 133% a la producción de medicamentos, del 125% a las patentes de ambulancias, el quitar a los municipios el año mayor de antigüedad que cobraban las patentes de los automotores y algunas otros incrementos en detrimento de los puertos de la provincia quedando en desventaja con los puertos de Rosario, de CABA y los patagónicos. Los lectores lo pueden leer muy claro en el siguiente enlace (  http://www.lanacion.com.ar/economia/campo/buenos-aires-alertan-impuesto-encareceria-us100-millones-nid2319649). Yo como diputado de la sección no puedo no decir estas cosas que van contra los intereses de las ciudades portuarias que tenemos, incluyendo a Campana, Zárate, Baradero, San Pedro, Ramallo y San Nicolás, ahuyenta la inversión y el comercio sobre estos puertos la modificación impositiva.

“Pero repito, son críticas donde podemos llegar a un punto de encuentro, el debate de ideas y de propuestas no está mal, la forma de tratar de imponerlo sí”, remarcó en el cierre Ranzini.