Historias de la tierra y del saqueo.

Quiero contarles historias de este país y de sus anónimos ausentes. Son historias de la tierra y del saqueo. Aquí me pongo a pensar, a la sombra de un alero, y todo me va surgiendo de la mano del recuerdo... Por Sebastián Galarza desde Guadalajara. México El recuerdo es muy reciente. Un viajecito lejano por las playas y montañas del oeste mexicano. De sus gentes y paisajes llevo buenas impresiones, que quedaron bien guardadas, en mi cabeza y retinas, y en mi corazón feliz de viajante aventurero. ...Eran como las 4, la hora feliz en la pequeña playita de XAMETLA. La hamaca de fibra natural crujía bajo la espalda curtida por el sol del Pacífico. El intenso calor tropical de la siesta lo devoraba todo. Más allá de las aguas color turquesa, se alzaban en el horizonte tres islas de piedra con vegetación verde y  exuberante. Parecían...

Crónica desde la ruta de la muerte…

El sol cae como plomo sobre mi cabeza. Bajo el rutinario andar de la ciudad, (tránsito alocado, bocinas que suenan, escarabajos volkwagen), una guerra se libra en esta parte candente del planeta. Por Sebastián Galarza desde Jalisco, en el oeste mexicano. Estoy transitando por una de las rutas más peligrosas del mundo. Este es el oeste mexicano, ruta de paso y flujo constante de personas, mafias, drogas y migrantes ilegales centroamericanos rumbo al norte, rumbo a un difuso "sueño americano". La sociedad vive en jaque, víctimas que adolecen de una grave enfermedad regional latinoamericana llamada impunidad. Pueblos y ciudades cercadas por patrullas militares, hombres anónimos de rostros tapados con verdugos negros ostentan armamento poderoso. La guerra convive a diario con el pueblo. Viajando por las carreteras o las calles, el visitante...

La bodeguita del medio, el bar de la revolución…

El caminante continúa la senda, no se detiene. Las fronteras no existen, las urgencias  tampoco. El ciudadano del mundo no tiene un lugar, tiene miles. No tiene una nacionalidad. Tiene todas. Por Sebastián Galarza, desde Guadalajara. México. El monumento a la Minerva había quedado atrás. Caminaba por la avenida Vallarta en una tarde calurosa, típica de septiembre en esta parte del mundo. El sol del crepúsculo acariciaba suavemente las hojas de limoneros y palmeras: iba acabando su viaje hacia el otro horizonte. Un vientito agradable se colaba por las ventanillas abiertas de los escarabajos volkswagen. Iba camino a casa. Pensaba en literatura.Sentía deseos de escribir alguna historia, de esas cotidianas, ocultas, las de siempre, pero no me salía nada. Estaba como en blanco.Disfrutaba del paisaje citadino. Arcos, monumentos, plazas y...

David, el guerrero de Israel…

La historia de David Boyadjian, una crónica dentro de la crónica itinerante del caminante. Por Sebastián Galarza desde Guadalajara.México La noche cae sobre Humahuaca. El frio clima serrano se siente en la piel,quemada por el sol.Estoy parado frente a la estacion de colectivos,observando los andenes donde las combis y los buses se mueven hacia el norte y hacia el sur frenéticamente. La mochila cuelga de mi espalda,ahora un poco cansad, y un letargo somnoliento se apodera de mi cuerpo.tal vez sea la altura de 3000 metros o quizás la necesidad de tirarme en algun rincón a dormir un rato. De repente, veo a un muchacho que se acerca hacia mi y me pregunta si necesito un lugar donde pasar la noche. Su estatura es mas alta que la mayoria de los pobladores del lugar (generalmente son bajos), lleva una gorra de beisbol en la cabeza, un abrigo de...