2020: una mirada al tablero geopolítico global desde Luzern, Suiza, para Enlace Crítico

Por Sebastián Galarza desde Luzern, Suiza... En los inicios de una nueva década, nadie sabe ya cuál es la posición de Estados Unidos de cara al mundo. A medida que Washington promete todo y no cumple nada, las potencias regionales han empezado a buscar sus propias soluciones, mediante la violencia o la diplomacia. Los conflictos locales en el diverso mosaico global reproducen tendencias mundiales. Sus formas de encenderse, desarrollarse, persistir y llegar a una solución reflejan los cambios en las relaciones entre las grandes potencias, la intensidad de su rivalidad y el grado de ambición de los actores regionales. Así se ponen de manifiesto cuestiones que obsesionan a la opinión pública internacional. Hoy, esas guerras "de baja intensidad" cuentan la historia de un sistema global atrapado en las primeras olas de un cambio...

Los héroes solitarios

Por Sebastián Galarza... Hace algunos meses escribí una nota donde contaba que de finales felices me creo lo justo, y que la última varita mágica que vi la tenía clavada en el culo un hada madrina a la que violaron en el sur de México, en 2012. Ella buscaba migrar al norte desde su Guatemala natal, y soñaba con alcanzar las luces de Brownsville o San Diego, pero en vez de eso murió asesinada, sobre el polvo y en la miseria de aquella frontera perdida en Ciudad Hidalgo, peleando a dentelladas y arañazos, rodeada por las risotadas de sus verdugos y con la valentía que caracteriza a los guerreros anónimos. Los hijos de puta que la secuestraron lo hicieron en grupo, naturalmente, pero a pesar de saberse en peligro, ella viajaba sola y sin miedo aparente y sin retaguardia que la proteja. Se llamaba Marcela y era una loba individualista y por...

Sobre recuerdos, patrias y utopías

Hace un rato vi en la prensa una noticia sobre el lugar donde nací, así que recordé aquel sitio que dejé atrás; la Argentina. El titular del diario La Nación era lapidario: “Por las crisis. Tres de cada cuatro argentinos consideraron emigrar”. Entonces reviví mi propia historia mientras leía. Comencé a irme mentalmente de allí hace varios años (15 o algo así), desde que vi como el entorno que me rodeaba se caía a pedazos, y desde que tomé conciencia que la cosa no iba a cambiar. Nunca. Me fui primero por un tiempo y regresé una vez, después de vivir 3 años en México, y al volver de ese viaje tuve la secreta esperanza de que algún milagro podría haber hecho que todo sea distinto. Pero me bastó con salir a la calle y un rato de verle la cara a la gente para que mis esperanzas se rompieran, sin anestesia, una vez más y...

Switzerland blues…

Desde Lucerna (Suiza), exclusivo de Enlace Crítico. Había llegado en el último vuelo de Lufthansa que venía desde Frankfurt, Alemania... El capricho de esa noche lluviosa se empecinaba en caer sobre la ciudad y eran apenas las 5 de la tarde en ese día helado de finales de diciembre. Un aire limpio y gélido, desinfectado, se respiraba filtrado a través de las aberturas del túnel que conectaba el avión con el aeropuerto. Entonces descendí, a paso firme aunque todavía con los músculos duros por las muchas horas de vuelo. A mi lado un tipo enjuto, seco de carnes, más bien bajito y de ridículos bigotes teñidos por la nicotina me habló en un francés cerrado y le respondí que no entendía, en mi media lengua mezclada entre el sajón aprendido a los ponchazos, y mi español de arrabal latinoamericano. Escuché un blues cadencioso de...

Historias de la tierra y del saqueo.

Quiero contarles historias de este país y de sus anónimos ausentes. Son historias de la tierra y del saqueo. Aquí me pongo a pensar, a la sombra de un alero, y todo me va surgiendo de la mano del recuerdo... Por Sebastián Galarza desde Guadalajara. México El recuerdo es muy reciente. Un viajecito lejano por las playas y montañas del oeste mexicano. De sus gentes y paisajes llevo buenas impresiones, que quedaron bien guardadas, en mi cabeza y retinas, y en mi corazón feliz de viajante aventurero. ...Eran como las 4, la hora feliz en la pequeña playita de XAMETLA. La hamaca de fibra natural crujía bajo la espalda curtida por el sol del Pacífico. El intenso calor tropical de la siesta lo devoraba todo. Más allá de las aguas color turquesa, se alzaban en el horizonte tres islas de piedra con vegetación verde y  exuberante. Parecían...

Crónica desde la ruta de la muerte…

El sol cae como plomo sobre mi cabeza. Bajo el rutinario andar de la ciudad, (tránsito alocado, bocinas que suenan, escarabajos volkwagen), una guerra se libra en esta parte candente del planeta. Por Sebastián Galarza desde Jalisco, en el oeste mexicano. Estoy transitando por una de las rutas más peligrosas del mundo. Este es el oeste mexicano, ruta de paso y flujo constante de personas, mafias, drogas y migrantes ilegales centroamericanos rumbo al norte, rumbo a un difuso "sueño americano". La sociedad vive en jaque, víctimas que adolecen de una grave enfermedad regional latinoamericana llamada impunidad. Pueblos y ciudades cercadas por patrullas militares, hombres anónimos de rostros tapados con verdugos negros ostentan armamento poderoso. La guerra convive a diario con el pueblo. Viajando por las carreteras o las calles, el visitante...

Exclusivo de Enlace… Un salto a la libertad, a 30 años de un evento que cambió el mundo. Reportaje a un refugiado que mira hacia atrás

Por Sebastian Galarza, para Enlace Crítico, Berlín... Sus compañeros fueron atrapados, pero Uwe Kunz logró huir del Muro de Berlín en 1988. Durante el recorrido con él por las antiguas instalaciones fronterizas, queda claro cómo se sigue sintiendo la división de Alemania en la actualidad. Se para en la punta de la escalera, y con sus dedos alcanza la cima del Muro de Berlín. "¡Alto o disparo!", grita un guardia detrás de Uwe Kunz. Él sabe que solo tiene un intento. Se inclina ligeramente hacia adelante, corre, salta y se impulsa sobre la pared con todas sus fuerzas. Cae a cuatro metros de profundidad, del otro lado. Al aterrizar en el oeste (la zona libre occidental), rebota sobre sus caderas y se dobla un pie. Si se hubiera quedado atrás, los guardias podrían haberlo atrapado. Uwe habla de puertas colocadas en la pared para llevar...

Por las calles del “enemigo”

Paseo por Londres, sin prisas, en una de esas tardes frías y lluviosas que dieron fama a esta ciudad recostada sobre el Támesis. A pesar de todo es un lugar tranquilo, me digo, que ni las hordas de turistas ensayando poses ridículas frente a sus teléfonos móviles logran desgraciar. Vengo de ver el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham, temprano por la mañana, y de almorzar en un mercadillo al aire libre bajo un puente de hierro donde pululan los mendigos; y en la esquina de un enorme parque descubro el monumento... Es un lugar conmovedor, pues muestra las figuras de siete hombres, soldados todos (aviadores británicos que murieron cumpliendo con su deber sobre Alemania durante la Segunda Guerra Mundial), vestidos con sus uniformes de vuelo y sus pertrechos y sus radios y todo aquello que usaban, en unas actitudes serenas y muy...

El Árbol de la Montaña

(Una zona rural de la provincia de Guipúzcoa. País Vasco). NOTA DEL AUTOR: Un viaje al norte de España ha despertado la inquietud de este cronista, por investigar el origen de su apellido. Las notas que a continuación se leen, han seguido la pista de ese vocablo, remontándose exclusivamente a él y no a su descendencia de sangre. El objetivo será pues reproducir lugares y retratar a las gentes que habitan esas tierras, como así también evitar el vicio heráldico o de la noble procedencia. El lector podrá entonces interpretar el resto como una intriga novelesca, o como un simple juicio personal de términos geográficos y psicológicos del autor. Yo no tenía ni edad cuando nací un día bajo el nombre de Sebastian, en la región nordeste de las vastas planicies del sur, en aquella hermosa patria llamada Argentina que conforma las costas...

La película de mi memoria…

Cuando me uní a la Marina tenía dos ideas en la cabeza: ser un soldado lo más rápido posible y viajar a lugares lejanos y remotos. Con esfuerzo y voluntad lo conseguí. Iquitos era un pueblo polvoriento y exótico, perdido y recostado sobre un río, bastante aislado del mundo. Aquel país se llamaba Perú, pero el lugar parecía otro planeta. Chozas sombrías montadas sobre pilotes en un entorno verde, marrón y negro. El sol enrojecido recordaba a una enorme bandera del Japón en permanente despliegue, siempre asomando por un lado u otro de la orilla, o cayendo vertical sobre todas las cosas y todas las plantas. El calor y el bochorno. Un calor diferente, inexorable pero vivo a la vez. Las prostitutas morenas y carnosas acodadas en los marcos de las ventanas y los críos desnudos chapoteando en el agua turbia. Los estibadores bajos y...

La bodeguita del medio, el bar de la revolución…

El caminante continúa la senda, no se detiene. Las fronteras no existen, las urgencias  tampoco. El ciudadano del mundo no tiene un lugar, tiene miles. No tiene una nacionalidad. Tiene todas. Por Sebastián Galarza, desde Guadalajara. México. El monumento a la Minerva había quedado atrás. Caminaba por la avenida Vallarta en una tarde calurosa, típica de septiembre en esta parte del mundo. El sol del crepúsculo acariciaba suavemente las hojas de limoneros y palmeras: iba acabando su viaje hacia el otro horizonte. Un vientito agradable se colaba por las ventanillas abiertas de los escarabajos volkswagen. Iba camino a casa. Pensaba en literatura.Sentía deseos de escribir alguna historia, de esas cotidianas, ocultas, las de siempre, pero no me salía nada. Estaba como en blanco.Disfrutaba del paisaje citadino. Arcos, monumentos, plazas y...

Zonas de confort

Desde Lucerna, Suiza... Es cada vez más frecuente leer en redes sociales, sobre todo en facebook, opiniones de individuos que se creen gurúes de la evolución humana y de la superación personal. Ocurre con el deporte (tan de moda ahora), con la nutrición, con el yoga o con los negocios, entre otros varios etcéteras. Bastardos que mienten a la gente y que bombardean a los lectores con munición barata y sucia. Basura mediática de baja calidad. Dan consejos elaborados sobre cómo enfrentar la vida a través de su "experiencia", pero en realidad son adultos débiles camuflados tras la máscara de impunidad que otorga un ordenador o un teléfono móvil, porque nadie los conoce y se infiltran con rapidez. Y desde esa segura trinchera, calentita y cómoda, con una taza de café humeando al lado y los bizcochos a mano, le dan a la tecla sin...

David, el guerrero de Israel…

La historia de David Boyadjian, una crónica dentro de la crónica itinerante del caminante. Por Sebastián Galarza desde Guadalajara.México La noche cae sobre Humahuaca. El frio clima serrano se siente en la piel,quemada por el sol.Estoy parado frente a la estacion de colectivos,observando los andenes donde las combis y los buses se mueven hacia el norte y hacia el sur frenéticamente. La mochila cuelga de mi espalda,ahora un poco cansad, y un letargo somnoliento se apodera de mi cuerpo.tal vez sea la altura de 3000 metros o quizás la necesidad de tirarme en algun rincón a dormir un rato. De repente, veo a un muchacho que se acerca hacia mi y me pregunta si necesito un lugar donde pasar la noche. Su estatura es mas alta que la mayoria de los pobladores del lugar (generalmente son bajos), lleva una gorra de beisbol en la cabeza, un abrigo de...