El candidato a gobernador por el Frente de Todos visitó el Polo Universitario y elogió al Intendente por su apuesta a la educación pública. “Venimos a proponerles que nos acompañen a recuperar todo lo que se perdió”, expresó.

A cuarenta días de las elecciones generales y con el respaldo del amplio triunfo obtenido en las PASO, el candidato a gobernador bonaerense por el Frente de Todos, Axel Kicillof, visitó este martes el Polo de Educación Superior de Ingeniero Maschwitz, donde fue recibido por el intendente Ariel Sujarchuk.

En el predio, conversó con estudiantes de la carrera de Enfermería de la UBA y saludó a profesores en su día. Luego, visitó el Jardín Municipal “El Cedro” y la Granja Educativa “Don Benito”, que funcionan en la zona aledaña.

El primer candidato a diputado nacional Sergio Massa y el alcalde de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, también participaron de la jornada, al igual que las diputadas nacionales Laura Russo de Sujarchuk y Cristina Álvarez Rodríguez.

“Hemos recorrido el Centro Universitario de Escobar y esto demuestra, que aún en las situaciones más adversas, se puede conseguir algo por las y los vecinos, como lo hizo el intendente Ariel Sujarchuk”, comentó Kicillof, al tiempo que recordó que funcionarios del gobierno nacional y también del provincial cuestionaron la cantidad de universidades abiertas en la provincia de Buenos Aires y dudaron de la posibilidad de que personas de escasos recursos lleguen a la educación superior.

“Ese era su proyecto, que no hubiera universidad para los que menos tienen, eso es lo que vinieron a hacer. Se ve que nunca pusieron un pie en la Universidad pública argentina”, apuntó Kicillof, en clara dirección al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Venimos a proponerles que nos acompañen en este camino de recuperar lo que se perdió y a dar una perspectiva de futuro, para que el que está estudiando sepa que va a haber un gobierno que trabajará, intendentes, gobernadores, Alberto como presidente y una vicepresidenta como Cristina, para que la República Argentina vuelva a tener trabajo, producción, educación, salud, derechos y dignidad. Esperamos tener pronto la posibilidad de revertir lo que está pasando hoy”, afirmó el candidato, que en las elecciones primarias del 11 de agosto se impuso por casi 20 puntos a Juntos por el Cambio.

Asimismo, el actual diputado nacional envió un mensaje de cara a las elecciones del 27 de octubre: “Tenemos que decir bien fuerte en las urnas que en la universidad pública, en la escuela pública y en la educación pública no se cae”. Una clara paráfrasis al presidente Macri que nadie necesitó que explicitara.

“La educación pública es lo que nos saca, lo que nos levanta y lo que nos salva como país. Queremos que sea una prioridad en la provincia de Buenos Aires y que haya una verdadera integración entre la universidad, la ciencia, la industria y la producción”, cerró Kicillof, desde el Polo de Educación Superior.

Más tarde, el ex ministro de Economía de la Nación mantuvo un encuentro con representantes del sector industrial, empresarial y comercial de la zona. Además, recibió el saludo del presidente de la Fiesta de la Flor, Tetsuya Hirose, y de otros floricultores y viveristas que lo invitaron a la 56º Fiesta Nacional de la Flor, que se inaugurará el viernes 27.

Al iniciar la charla, Kicillof expresó que uno de los principales ataques del actual gobierno fue contra “el empresariado nacional. Le pedían que se reconvierta a un empresariado que no puede subsistir”, advirtió.

“Les han dicho que se esfuercen más, que ‘si tienen que cerrar una fábrica textil, la cerrarán, y abran una cervecería artesanal, reconviértanse’, y a los trabajadores les pedían que ‘trabajaran los fines de semana’. Han venido a destruir el capital social, simbólico y productivo de la Argentina”, expresó Kicillof, desde el predio Irenaika de Ingeniero Maschwitz.

En este sentido, reveló que el presupuesto del gobierno provincial “cayó un 30 por ciento en términos reales. Han discontinuado las políticas y el crédito provincial, ante una política económica desfavorable, tenemos un gobierno provincial ausente que no asistió a los productores y los culpó”.

Finalmente, explicó que para revertir la situación y dar una “perspectiva de crecimiento y desarrollo para la provincia”, lo que hay que hacer es “poner como eje central de la gestión el trabajo y la producción, porque son el motor de la provincia y del país”.

“No es solo una cuestión de prioridades, no es una medida u otra, es una batería de políticas, un gobierno presente que tome nota de lo que hace falta”, enfatizó.

“Tenemos una provincia extensa, heterogénea, diversa, algunos dicen que por eso es inviable. Yo creo que es exactamente al revés: todas las experiencias exitosas de desarrollo provienen de la diversidad, de la potencia que da esa heterogeneidad. Lo que hay que hacer no es dividir la provincia sino integrarla. Integrarla logísticamente, energéticamente, productivamente y culturalmente”, concluyó Kicillof.

Fue su segunda visita al partido de Escobar en el marco de la campaña electoral. La primera había sido en agosto, días antes de las elecciones primarias, cuando recorrió el Galpón de las Ciencias de Garín, también junto al intendente y acompañado por Malena Galmarini de Massa, candidata a diputada provincial del Frente de Todos.

Imágenes Nilda Gianfelice – NG Fotografía

Fuente: El Día de Escobar