Por Arturo Remedi… Pasados 19 días, el Intendente Abella aún no promulga la norma aprobada por el Concejo Deliberante el 3 de octubre.

El pasado 3 de octubre se votó en el Concejo Deliberante de Campana la Emergencia Alimentaria.

Todos los bloques políticos del Cuerpo Legislativo, incluso el oficialismo, Juntos por el Cambio, votaron en forma unánime esta norma que habilita al Ejecutivo a disponer partidas de fondos adicionales, redireccionarlos e incluso contratar provisión de alimentos por ejemplo sin necesidad de licitación….todo esto para atender a una Emergencia.

Al día de hoy, 22 de octubre, esa Ordenanza no fue aun promulgada por el Intendente Sebastian Abella.

¿Que  considera el Intendente como una Emergencia si se toma 19 días para hacerla efectiva?

Pregunta de difícil respuesta.

Los plazos legales para realizar este tramite gubernamental ( promulgar la ordenanza )  no se encuentran vencidos , ya que la comunicación del voto afirmativo por la Emergencia Alimentaria fue girada al Ejecutivo Municipal unos días después.

El plazo legal  vence el 24 de octubre.

Lo que se cuestiona aquí es la desidia, falta de empatía y sensibilidad  ante el hambre de sus conciudadanos, de tal manera que al Intendente le resulta indiferente aprobar esta ordenanza al otro día de votada en el Concejo Deliberante o tomarse 19 días corridos contando el de hoy , 22 de octubre.

¿Alguien puede suponer que ante una situación de hambre corresponde atenerse a los plazos legales máximos para aprobar una  ordenanza?

La respuesta debe ser claramente no.

Se debe actuar con la máxima celeridad…el hambre no puede esperar.

Sin embargo, lamentablemente, este tema no es el  único  en el cual Juntos por el Cambio y el Intendente Abella  demuestra cero sensibilidad social y humana.

A lo largo de estos casi cuatro años de gobierno se han producido  cierres , incluso desguace de varias industrias de Campana y la zona, además de despidos, suspensiones y achicamiento en general de los puestos de trabajo.

La línea de acción del Intendente Abella para tratar de revertir esta desgracia provocada por la política económica del gobierno macrista  fue hacer como si no existiera.

No se conocen políticas activas del Intendente Abella al respecto

Solo una visión de country sobre el trabajo… desarrollaron cursos de decoración de tortas y similares, además de  apoyo a cuentapropistas (emprendedores en la jerga neoliberal).

Los alrededor de 7000 puestos de trabajo perdidos en nuestra zona durante el macrismo dan testimonio de lo que decimos.